Noticias Salud

+ Buscar

La cuarta edición de los premios Salud Investiga incluye una nueva modalidad que reconoce la innovación biomédica

La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha convocado recientemente la cuarta edición de los Premios Salud Investiga, un certamen que pretende reconocer la I+D+i en Salud y la ciencia de excelencia por parte de los profesionales del Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA). De esta forma, el objetivo de los premios --que tenían carácter bienal y que se convocan anualmente a partir de este año-- es dar a conocer los proyectos, iniciativas y trayectorias profesionales destacadas que, desde la sanidad andaluza, contribuyen a la generación y aplicación del conocimiento, así como a fomentar la labor investigadora e innovadora.

Los galardones contemplan seis modalidades en las que se puede participar a título individual, por grupos y por proyectos. Como novedad en esta edición, se añade la categoría de ‘Innovación biomédica’, que surge de la necesidad de reconocer el carácter transversal y multidisciplinar que deriva del desarrollo tecnológico y la innovación que tienen lugar en el Sistema Sanitario Público de Andalucía. Así, esta nueva modalidad se añade a las ya habituales de ‘Isabel Fernández a la Investigación asistencial’, ‘Joven’, ‘Alianzas y cooperación científica’, ‘Salud pública’ e ‘Investigación de vanguardia’.

 Las bases de la convocatoria pueden consultarse en el siguiente enlace (www.juntadeandalucia.es/salud/premiosaludinvestiga) y el personal investigador interesado en participar podrá enviar su solicitud hasta el 24 de enero a las 15.00 horas. La presentación de candidaturas se hará exclusivamente a través de la aplicación telemática disponible en la web, donde los candidatos podrán acceder al formulario de solicitud y adjuntar la documentación necesaria. Tras el proceso de deliberación, el jurado -presidido por el Viceconsejero de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Aquilino Alonso-, fallará el premio, haciéndose público en el acto de entrega. Los investigadores que resulten galardonados recibirán una escultura y un diploma acreditativo.

 Reconocimiento a la práctica científica en Andalucía

 Enmarcados en los denominados Espacios Salud Investiga, iniciativa que promueve la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales y que gestiona la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud, los premios incluyen hasta seis modalidades a las que pueden optar los profesionales que desarrollan su trabajo científico en el seno del Sistema Sanitario Público de Andalucía.

 De esta forma, la modalidad ‘Isabel Fernández a la investigación asistencial’, reconoce la labor continuada del profesional que dedica su esfuerzo a la búsqueda de soluciones innovadoras a favor de la salud mediante el desarrollo científico. El jurado tomará en consideración aquellos profesionales que generan conocimiento y aplican, de forma eficiente, los resultados de las investigaciones al ámbito asistencial, y a su vez valorará que el conocimiento generado sea transferible a la industria, con el objetivo de que éste llegue a la sociedad.

Por su parte, la modalidad ‘Joven’ pretende impulsar y distinguir la actividad científica a aquellos profesionales nacidos a partir de 1974 que desarrollan, en el seno de la sanidad andaluza, actividades de investigación de gran calidad con compromiso, integridad ética y rigor metodológico. El objetivo de esta categoría es incentivar el talento y la vocación científica desde que los investigadores comienzan a desarrollar su carrera. Para optar al premio, se requiere una producción científica mínima de tres publicaciones como primeros o últimos autores, o como autores de correspondencia.

En tercer lugar, la categoría ‘Alianzas y cooperación científica’ premia la contribución al fortalecimiento y a la articulación del sistema de I+D+i en el Sistema Sanitario Público de Andalucía, para aumentar su eficiencia y su impacto en la salud de la ciudadanía. En este sentido, se tendrán en cuenta aquellas actividades que fomenten la cohesión de los grupos de investigación y el aumento de la masa crítica dentro de la sanidad andaluza, así como al fortalecimiento de la cooperación público-privada y la participación de grupos de investigación andaluces en actividades internacionales de I+D+i. Se valorará, además, la colaboración entre universidad, clínicos y empresa, y la cooperación transfronteriza para el desarrollo de proyectos de investigación, así como el intercambio de jóvenes investigadores.

Por otro lado, los trabajos de investigación en el ámbito de la salud pública contribuyen al control de riesgos, promocionan hábitos y comportamientos saludables, el envejecimiento activo y el control de los ciudadanos sobre su propia salud, consiguiendo que los ciudadanos se involucren. Por eso, la modalidad de ‘Salud Pública’ premia los resultados de trabajos de investigación desarrollados en el área de vigilancia y promoción de la salud de la población en general, así como de aquellos trabajos que identifican los problemas y áreas de mejora, vigilan la organización, calidad y alcance de los servicios, identifican medidas de intervención y evalúan su impacto sobre la salud y su forma de aplicación.

La quinta de estas modalidades, ‘Investigación de vanguardia’ pretende distinguir a los resultados de proyectos científicos dedicados a la búsqueda y apertura de nuevos campos de estudio biomédico que pueden desarrollar nuevas vías para la prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades. En esta categoría se incluyen desde la investigación con células madre, hasta la nanomedicina o la investigación en genética llevada a cabo a partir de la originalidad, el riesgo intelectual y la heterodoxia que, desde Andalucía, encamina su desarrollo a ser la medicina del futuro.

Por último, los ‘Premios Salud Investiga 2013’ incluyen este año una nueva modalidad, ‘Innovación biomédica’, que surge del carácter multidisciplinar y transversal que caracterizan al desarrollo tecnológico y la innovación. Los avances en la tecnología, la creación de riqueza en el marco de un desarrollo sostenido y la transferencia de información y conocimiento son motores que permiten el avance de la biomedicina. Así, esta nueva categoría tiene como objeto el reconocimiento de los resultados obtenidos tras el trabajo multidisciplinar de los profesionales del Sistema Sanitario Público de Andalucía, quienes son capaces de abordar, desde diferentes especialidades, el camino que transita desde una idea a su materialización, en un proceso de innovación organizativa o asistencial en un producto. Las áreas en las que este tipo de innovaciones encuentran gran potencial son, entre otras, la gestión de la calidad, evaluación y organización, participación y asistencia sociosanitaria.

‘Premios Salud Investiga’ 

Desde la primera convocatoria, que tuvo lugar en 2008, los Premios Salud Investiga tienen entre sus prioridades contribuir a la consolidación de una cultura investigadora, eficiente, colaborativa, vanguardista, sólida e innovadora desde el desarrollo sostenible, la internacionalización y la transferencia. La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales mantiene así su compromiso con las líneas estratégicas desarrolladas en Andalucía y, a través de ellas, con la sociedad y las necesidades en salud de los ciudadanos.

En la edición de 2012, entre los premiados se encontraba el doctor del Hospital Regional Universitario de Málaga, Miguel Blanca Gómez, que fue galardonado en la categoría ‘Isabel Fernández a la Investigación Asistencial’ por su labor investigadora en problemas de salud relacionados con enfermedades de naturaleza alérgica, y por su capacidad de compaginar su práctica asistencial en la dirección de la Unidad de Gestión Clínica de Alergología del hospital malagueño con la investigación y la docencia en la facultad de Medicina de Nancy (Francia).

El premio de la categoría ‘Joven’ fue compartido por el especialista en el área de Dermatología Médico-Quirúrgica del Hospital de Baza (Granada), Salvador Arias Santiago, y el investigador del centro GENYO, José Luis García Pérez, premiando las prolíficas trayectorias científicas de ambos profesionales en materia de psoriasis, alopecia congénita y cáncer de piel, en el caso de Salvador Arias, y en la investigación de la biología de un elemento específico del ADN (denominado Line-1) cuya movilidad se relaciona con enfermedades como el cáncer, la hemofilia o la distrofia muscular, por parte de José Luis García.

En la modalidad ‘Investigación de vanguardia’ se reconoció el trabajo desarrollado por la investigadora del centro Genyo, Marta Eugenia Alarcón Riquelme. El trabajo galardonado ‘Mapeo fino y replicación de scans del genoma en el lupus eritematoso sistémico: estrategia para la identificación de variantes funcionales e interacciones intergénicas’, ha permitido identificar dos genes específicos vinculados con el desarrollo de la enfermedad del lupus.

El galardón en la modalidad ‘Alianzas y Cooperación Científica’ recayó en el ensayo clínico liderado por el investigador del IBIS y especialista del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, José Miguel Cisneros Herrero. El trabajo, denominado `Proyecto colaborativo MagicBullet: Optimisation of treatment with off-patent antimicrobial agents of ventilatorassociated pneumonia (VAP) caused by Acinetobacter baumannii, Pseudomonas aeruginosa and other multidrug-resistant gramnegative bacilli’, tiene como objetivo principal reducir la mortalidad de los pacientes con neumonía asociada a ventilación mecánica en áreas con elevada incidencia de infección por bacilos gran negativos multirresistentes. Está dirigido a paliar la crisis de los antibióticos y a mejorar el tratamiento antimicrobiano de esta patología.

Por último, el ‘Premio Salud Investiga 2012’ en la modalidad de ‘Salud Pública’ fue para el trabajo ‘Predicción de futuros episodios de depresión en atención primaria. Evaluación de un perfil de riesgo (Predict-España)’ de Juan Ángel Bellón Saameño, del Distrito de Atención Primaria de Málaga. Gracias a su trabajo, se ha desarrollado una herramienta para predecir el riesgo de padecer depresión en la población española, proporcionando un nuevo abordaje de actuación basado en el conocimiento del nivel y el perfil de riesgo de los pacientes.