Noticias Salud

+ Buscar

Andalucía ha invertido más de 57 millones en programas de I+D+i en materia sanitaria en los dos últimos años

Andalucía ha invertido, sólo en los dos últimos años (2012-2013), más de 57 millones en programas de I+D+i en materia sanitaria. Así lo ha destacado hoy la consejera de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero, durante el acto de entrega de los Premios Salud Investiga 2012, en los que se han entregado los galardones a aquellas personas distinguidas, en cada una de las cinco modalidades existentes, “por ser ejemplo de cómo multiplicar y compaginar su labor clínica, investigadora y docente”.

La máxima responsable de la sanidad andaluza ha recordado la importancia de la investigación y cómo, desde Andalucía, se ha trabajado para que esta área de trabajo y de desarrollo del conocimiento “sea permeable entre los profesionales de la sanidad pública”, una línea en la que la comunidad “partía de cero” y que ha conseguido, en una década, situarse en un lugar privilegiado. De hecho, entre 2003 y 2012 se han invertido en Andalucía más de 450 millones de euros en investigación vinculada a la salud

Montero, que ha puesto en valor el esfuerzo que está realizando Andalucía por mantener las inversiones en investigación frente al recorte que se está haciendo desde el Gobierno central en la materia (con reducciones del 17%), ha recordado que la apuesta por desarrollar este ámbito de conocimiento es un trabajo que en la comunidad se viene realizando desde hace una década.

Un esfuerzo, un trabajo y una apuesta por la investigación que está empezando a generar algunos retornos económicos y que, como ha apuntado la consejera, “está dando sus frutos”. Muestra de ello es que una de cada diez patentes biotecnológicas que se registran en España procede del Servicio Andaluz de Salud, que es, además, la oficina número uno del país en registros biosanitarios. De hecho, desde  2006, el sistema sanitario público de Andalucía ha registrado 283 patentes, pasando de las tres registradas en 2006 a las 101 de 2012. En el período 2005-2012 se han acordado, también, 44 licencias de explotación con empresas y se han cerrado 72 acuerdos para desarrollar proyectos y servicios de I+D+i.

Otro resultado del trabajo investigador son las producciones científicas generadas en el sistema y que “han crecido notablemente en los últimos años”, tal y como ha señalado Montero. Concretamente, han crecido en un 84,2% (pasando de 1.869 de 2006 a 3.443 de 2012), un incremento cuantitativo que ha ido acompañado de un incremento cualitativo en tanto en cuanto el número de publicaciones en revistas de impacto prácticamente se ha duplicado (pasando de 660 en 2006 a1.227 en 2012).

En la misma línea, el interés despertado por la investigación entre los profesionales sanitarios se observa, también, en las solicitudes de financiación. En este ámbito, Andalucía se sitúa como la comunidad que más ha crecido en participación en el período 2010-2012 en convocatorias de ámbito nacional. Concretamente, en la Acción Estratégica de Salud, en las líneas de Recursos Humanos y Proyectos I+D+i, alcanza en 2012 un 22,7% más de participación que en 2010.

En el caso de los proyectos internacionales, en 2012 se han duplicado las solicitudes presentadas por los profesionales del sistema (se envían 145 propuestas a 33 programas europeos e internacionales), lo que supone un incremento notable en comparación con el año anterior, cuando estas solicitudes fueron 73. Todas estas solicitudes han supuesto un importe total de 72,2 millones de euros, frente a los 37,7 de 2011.

En cuanto a los ensayos clínicos realizados en los centros públicos andaluces, se ha pasado de los 289 de 2009 alos 294 de 2012 y en cuanto a los no promovidos por la industria farmacéutica, han aumentado de un 13,49% en 2009 a un 19,04% en 2012.

Además, se han constituido ocho nuevas empresas spin-off y algunas licencias firmadas están generando un devengo en concepto de regalías que asciende a 1,2 millones de euros.

Nuevo modelo productivo

La investigación biomédica se está configurando como un nuevo motor económico en la comunidad. Así lo demuestra el hecho de que, en el último año, se ha incrementado la financiación activa a través de convocatorias competitivas, habiéndose conseguido un 20% más de fondos, aún con un número menor de ayudas convocadas. Además, el número de proyectos activos financiados por Agencias Internacionales ha aumentado un 51,4% en el último año (pasando de 35 en 2011 a 53 en 2012, a los que se suman los 19 que actualmente están en proceso de evaluación).

En la misma línea, Andalucía ha vuelto a posicionarse como la región más emprendedora, con 19 empresas (el 27,5% del total nacional) y como la comunidad que firmó más alianzas con empresas e instituciones internacionales (25%), por delante de Cataluña (23%), Madrid (19%), País Vasco (13%) y Navarra (8%).

A ello se suman, las inversiones que multinacionales privadas (Rovi, Celgene, Bioibérica o Althia) han realizado en la comunidad, y que superan los 70 millones de euros. De hecho, los fondos captados hasta 2010 ascienden a 129 millones y la aportación realizada por la Junta de Andalucía a 98 millones.

Premios Salud Investiga 2012

La consejera de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero, ha recordado que los Premiso Salud Investiga, que tienen una periodicidad bienal, son la evolución de los Premios de Investigación en Salud que se convocaron desde 2001 a fin de fomentar, dentro del sistema sanitario público andaluz, actividades de investigación y para reconocer la labor que los profesionales desarrollan en este ámbito.

Esta iniciativa, que sumó cinco ediciones, ha evolucionado a los Premios Salud Investiga, que se convocó por primera vez en 2008 y que con la entrega de estos galardones alcaza su tercera edición.

Montero ha valorado que en esta ocasión una de cada tres candidaturas ha procedido de centros comarcales y de atención primaria, así como que una de cada tres candidaturas ha estado liderada por mujeres.

Estos premios cuentan con cinco categorías: premio Isabel Fernández de Investigación Asistencial;  premio modalidad Joven; premio modalidad Investigación de Vanguardia; modalidad Alianzas y Cooperación Científica y la modalidad de Salud Pública.

En concreto, el premio ‘Isabel Fernández de Investigación Asistencial’ ha recaído sobre Miguel Blanca Gómez, habiéndose valorado su capacidad para compaginar su práctica asistencial en la dirección de la Unidad de Gestión Clínica de Alergología del Hospital Regional de Málaga con la investigación y la docencia en la facultad de Medicina de Nancy (Francia).Miguel Blanca Gómez ha desarrollado una intensa labor investigadora en problemas de salud relacionados con enfermedades de naturaleza alérgica. Sus estudios, plasmados en una veintena de publicaciones, están encaminados a resolver problemas de investigación que aparecen en la práctica clínica diaria. Entre sus líneas de trabajo están las reacciones alérgicas a betalactámicos, a fármacos y las alergias respiratorias, entre otras.

El premio en la modalidad ‘Joven’ ha sido para Salvador Arias Santiago, especialista en el área de Dermatología Médico-Quirúrgica del Hospital de Baza (Granada), mención que comparte con el investigador del Centro GENYO José Luis García Pérez. Salvador Arias Santiago cuenta, a los 30 años de edad, con una destacada trayectoria científica que se refleja en los casi 30 artículos originales publicados en diferentes revistas científicas. Su trabajo de investigación, siempre enfocado al paciente y con una gran aplicabilidad clínica, se centra en la psoriasis, la alopecia congénita y el cáncer de piel. Además, desarrolla (junto al grupo de Ingeniería Tisular de la Universidad de Granada) una línea de investigación orientada a mejorar las características de la piel artificial para poder ser utilizada en pacientes con graves enfermedades dermatológicas.

Por su parte, José Luis García Pérez está desarrollando una investigación que se centra en conocer la biología de un elemento específico del ADN (denominado Line-1) cuya movilidad se relaciona con enfermedades como el cáncer, la hemofilia o la distrofia muscular, entre otros. Su trayectoria científica le ha merecido uno de los galardones más destacados del mundo científico, el premio Internacional Early Career Scientist 2011 que concede la institución americana Howard Hughes Medical Institute a tan sólo 28 científicos de todo el mundo, de entre 760 candidatos.

En la modalidad ‘Investigación de Vanguardia’ se ha reconocido el trabajo desarrollado por Marta Eugenia Alarcón Riquelme, investigadora del centro GENYO. El trabajo galardonado ‘Mapeo fino y replicación de scans del genoma en el lupus eritematoso sistémico: estrategia para la identificación de variantes funcionales e interacciones intergénicas’, ha permitido identificar dos genes específicos vinculados con el desarrollo de la enfermedad del lupus. Los resultados de este proyecto repercutirán en el desarrollo clínico de marcadores del lupus, necesarios para determinar el efecto de los medicamentos en la evolución de la enfermedad.

El galardón en la modalidad ‘Alianzas y Cooperación Científica’ ha recaído en el ensayo clínico liderado por el investigador del IBIS y especialista del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla José Miguel Cisneros Herrero. El trabajo, denominado `Proyecto colaborativo MagicBullet: Optimisation of treatment with off-patent antimicrobial agents of ventilatorassociated pneumonia (VAP) caused by Acinetobacter baumannii, Pseudomonas aeruginosa and other multidrug-resistant gramnegative bacilli’, tiene como objetivo principal reducir la mortalidad de los pacientes con neumonía asociada a ventilación mecánica en áreas con elevada incidencia de infección por bacilos gran negativos multirresistentes. Está dirigido a paliar la crisis de los antibióticos y a mejorar el tratamiento antimicrobiano de esta patología.

El Premio Salud Investiga 2012 en la modalidad de ‘Salud Pública’ ha sido para el trabajo ‘Predicción de futuros episodios de depresión en atención primaria. Evaluación de un perfil de riesgo (Predict-España)’ de Juan Ángel Bellón Saameño, del Distrito de Atención Primaria de Málaga. Gracias a su trabajo, se ha desarrollado una herramienta para predecir el riesgo de padecer depresión en la población española, proporcionando un nuevo abordaje de actuación basado en el conocimiento del nivel y el perfil de riesgo de los pacientes.

Este trabajo se pone en marcha con la idea de desarrollar y validar un inventario de riesgo multifactorial para predecir el inicio y mantenimiento de episodios de depresión en Atención Primaria, a fin de reducir la prevalencia de esta patología. 

Investigación

La apuesta de Andalucía por la investigación tiene su base en el desarrollo de un marco legislativo favorable y pionero, así como una potente red de infraestructuras compuesta por 15 centros específicos de I+D+i (con 51.000 metros cuadrados y capacidad para más de 1.500 profesionales) y de 10 laboratorios GMP, 4 nodos CAIBER (plataforma española de ensayos clínicos), 34 grupos andaluces en CIBER, 71 grupos andaluces en RETICS, 143 grupos PAIDI del sistema sanitario público andaluz, una red a la que se suman los 47 hospitales andaluces y los más de 1.500 centros de salud, en los que también se ha potenciado la realización de investigación.

En esta línea, Andalucía no sólo no ha reducido la partida destinada a investigación, sino que la sigue potenciando. De hecho, sólo en el marco de la convocatoria 2012 de ayudas a la Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i) Biomédica y en Ciencias de la Salud, la Consejería ha financiado, con más de 4,6 millones de euros, un total de 105 proyectos de investigación, 14 estancias formativas, 3 solicitudes de intensificación de la actividad investigadora y 11 de infraestructuras. 

Asimismo, en el marco de la Iniciativa Andaluza de Terapias Avanzadas, se han alcanzado resultados relevantes como la puesta en marcha de 22 ensayos clínicos en el período 2008-2012, y la obtención de informe favorable de la Comisión de Garantías para la Donación y Utilización de Células y Tejidos Humanos para un total de 49 proyectos.

Contestar preguntas para conseguir acabar con los problemas de salud, mejorar la práctica clínica e impulsar la creatividad, podrían ser tres de las razones que invitan a los profesionales sanitarios a desarrollar una labor investigadora. Así lo ha señalado la consejera de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero, quien ha puesto en valor el incremento experimentado en la comunidad en lo que a profesionales sanitarios dedicados a la I+D+i se refiere. De hecho, se ha pasado de los 62.716 de 2006 a los 66.824 de 2012, un incremento que en los centros específicos de investigación ha pasado de 81 en 2006 a 201 en 2012.

Esta realidad, enmarcada en el Programa de Desarrollo del Capital Humano Investigador del Sistema Sanitario Público de Andalucía, en el que se ha potenciado el desarrollo de la actividad científica en los centros sanitarios, dejando de ser una parcela exclusiva de centros específicos.

En este sentido, destaca que 58 Unidades de Gestión Clínica han accedido en 2012 al programa de intensificación que da impulso a la vocación investigadora de los profesionales, y de ellas, seis son de atención primaria.

Nueva estrategia I+D+i 

Tras la entrega de los Premios Salud Investiga 2012, María Jesús Montero ha anunciado que la Consejería de Salud y Bienestar Social está elaborando la Estrategia de I+D+i en Salud de Andalucía, un documento que incluye dos programas específicos (investigación clínica e innovación), con actuaciones concretas para seguir avanzando en la contribución del sistema sanitario público andaluz al espacio europeo de investigación.

En este sentido, el Programa de Investigación Clínica permitirá visualizar la investigación en este ámbito como el proceso que incluye la identificación de problemas de salud de los ciudadanos, el establecimiento de estrategias para resolverlos y la evaluación de la eficacia y la eficiencia de las estrategias diseñadas. Esta línea tiene por finalidad impulsar, desde el desarrollo de ensayos clínicos que evalúan la eficacia o seguridad de diversas estrategias terapéuticas o diagnósticas, el estudio de cohortes que identifica nuevos problemas en grupos de población.

Entre sus principales objetivos están: promocionar la participación de los centros del sistema sanitario público en ensayos clínicos y proyectos de investigación clínica que tengan un impacto positivo en las expectativas y calidad de vida de la población; incrementar el número de unidades de investigación con capacidad para la realización de ensayos clínicos en fase I en los hospitales andaluces; favorecer la colaboración entre grupos de investigación; y promover un modelo de investigación clínica más sostenible, orientada a la transferencia efectiva de resultados a la industria y al ámbito socio-sanitario.

El Programa de Innovación, por su parte, está alineado con la Estrategia de Innovación en Andalucía 2014-2020, en la que se da respuesta a la necesidad que se plantea desde la Comisión Europea de transformación económico-territorial en las regiones basadas en su ‘especialización inteligente’.