Noticias Salud

+ Buscar

Los profesionales de la sanidad pública andaluza iniciaron 363 nuevos ensayos clínicos con medicamentos en 2014

Con estas investigaciones, que representan un incremento sobre el año anterior, se determina la eficacia de cambios en las pautas terapéuticas, nuevas combinaciones de fármacos o nuevas indicaciones

Los profesionales de la sanidad pública andaluza iniciaron el pasado año un total de 363 nuevos ensayos clínicos con medicamentos para su realización en centros asistenciales y hospitalarios, en muchos de los cuales participan también centros e institutos de investigación vinculados a la Consejería de Salud. Esta cifra lo que representa un incremento sobre el año anterior, en el que se presentaron 337. Así lo ha expuesto hoy el consejero del ramo, Aquilino Alonso Miranda, quien ha explicado que “con estas investigaciones, se determina la eficacia de cambios en las pautas terapéuticas, nuevas combinaciones de fármacos, nuevas indicaciones de un fármaco ya existente, etc”. El objetivo de los ensayos clínicos, ha relatado Alonso Miranda, es realizar una evaluación experimental de un medicamento en su aplicación a seres humanos, valorando su eficacia y seguridad.

La Consejería de Salud cuenta con una Estrategia de I+i 2014-2018 que incluye entres sus Acciones Específicas el desarrollo de ensayos clínicos de calidad en Andalucía, además, se dispone de un Sistema de Información y Gestión Integrado (Portal de Ética de la Investigación Biomédica de Andalucía) (PEIBA), cuyo objeto es facilitar la gestión del proceso de presentación, evaluación y seguimiento de los ensayos clínicos. “Es una herramienta ágil y funcional que permite la comunicación entre los diferentes agentes implicados en el proceso, y además ha permitido normalizar la documentación, lo que implica una clara simplificación del proceso”, ha descrito el consejero.

“Con todo ello, nuestra comunidad viene haciendo un esfuerzo que se dirige más que al incremento absoluto de los ensayos realizados, sin dejar ello de ser importante, a la calidad de los mismos, porque en definitiva es la calidad la que hará que el resultado de los mismos pueda tener aplicación clínica eficiente”, ha afirmado Aquilino Alonso.

Desde el año 2003 en el que se inicia el registro de los ensayos presentados el número total ha sido de 3.810, lo que representa una cifra muy significativa y que se encuentra entre las más elevadas de los países del entorno.

“La actividad de ensayos clínicos independientes permite conocer en profundidad problemas de salud de gran impacto para la ciudadanía y, además, la inversión en investigación funciona como motor de desarrollo económico y social”, ha dicho el consejero.