Oncología Genómica

Esta área se centrará en la investigación sobre aquellas anormalidades genéticas que dan lugar al proceso de carcinogénesis. Existe un sistema de unos 30 genes que están mutados en una amplia gama de cánceres. Sin embargo, en las células cancerosas se producen procesos de inestabilidad genómica en los que se produce una explosión de mutaciones que afectan al ADN de toda la célula (11.000 mutaciones en células tumorales de en etapas iniciales y en torno a las 100.000 en tumores avanzados). Retardar o prevenir la inestabilidad genómica podría proporcionar un nuevo acercamiento para tratar el cáncer, y medir el grado de la inestabilidad genómica puede además ser una herramienta útil en el diagnóstico del cáncer.

Además de avanzar en el conocimiento de las bases de la enfermedad, y en concreto del cáncer, GENYO, por su carácter de centro de investigación con una clara vocación traslacional, debe orientar parte de sus líneas al desarrollo de nuevos abordajes terapéuticos que den respuesta a los problemas de salud. En este sentido, el desarrollo de proyectos de investigación en terapia génica será una de las líneas priorizadas.

La irrupción desde hace ya algunos años de los nuevos métodos para la diferenciación controlada de células madre embrionarias o la reprogramación celular de células diferenciadas, combinadas con las técnicas de modificación genética, puede permitir, no solo generar modelos humanos de enfermedad más precisos que los modelos animales, sino abordar nuevas terapias de reemplazamiento celular usando células madre genéticamente modificadas.

En este sentido, la utilización de células madre embrionarias como modelos de patologías cancerosas es un campo a explotar desde el área de oncología genómica. La aportación, por otro lado, que desde la biología de las células madre hematopoyéticas y mesenquimales se pueda realizar en el conocimiento de la regulación de procesos centrales en oncología, como son por ejemplo, aquellos relacionados con la inflamación crónica o la angiogénesis, serán líneas priorizadas por el área de oncología genómica.

Las líneas estratégicas de esta área están pues orientadas al estudio de las bases genéticas del cáncer, especialmente aquellos mecanismos presentes en la totalidad o en la mayoría de los distintos tipos de cáncer como podrán ser los mecanismos que provocan la división celular incontrolada, las metástasis o la inestabilidad genómica, el desarrollo de modelos humanos de enfermedad en cáncer a partir de células madre, nuevos vectores virales, y desarrollos preclínicos y clínicos con terapias génicas.